Seleccionar página

En una conferencia a la que asistí hace algunos meses, el conferencista hablaba sobre la necesidad de las empresas en tener herramientas para administrar sus procesos de manera efectiva, la mayoría del público era compuesta por representantes de empresas de transporte.

Durante su intervención el orador preguntó: ¿Cuanto te demoras en decirle a tu cliente por donde va su entrega?, ¿Cuantos pueden contestar de inmediato? ¿Cuantos pueden contestar en máximo 30 minutos? ¿Quienes pueden contestar en máximo 1 hora? ¿Quienes se demoran más de una hora?.

Basándome en los comentarios de personas cercanas a mí, y conversaciones previas en mi experiencia profesional, en la mayoría de los casos, el proceso sería más o menos así:

El cliente (que está esperando la mercancía), llama a su proveedor (el que la despachó) y le pregunta por donde va su carga, este a su vez llama a la empresa de transporte, quien a su vez llama al conductor.

Si todos contestan y la información es certera, podría decirse que el proceso es exitoso y el tiempo de respuesta posiblemente satisfactorio, sin embargo, la experiencia me dice que en muchas ocasiones la cadena de respuestas podría ser más o menos así:

El conductor dice que va por tal parte y que le faltan aproximadamente 2 horas para llegar a destino (cuando posiblemente en realidad le faltan 3h), la empresa de transporte le dice a su cliente (el que despachó la mercancía) que le estará entregando a su cliente en aproximadamente 1 hora (siguen faltando las mismas 3 horas), a su vez ellos llaman a su cliente (el que esta esperando la mercancía) y le dicen que el pedido les va a llegar en 30 minutos (siguen faltando las mismas 3 horas).

Con ControlT, queremos que darle visibilidad a la operación y que nuestros clientes puedan responder a su cliente de manera inmediata, incluso que le den acceso a la plataforma y puedan consultar la ubicación de los despachos que tiene en transito.

Mejora tus tiempos